dijous, 4 de febrer de 2010

APPLE

AppleM'ha agradat aquesta descripció dels productes innovadors d'Apple
A lo largo de la historia las compañías suelen tener unas reacciones bastante curiosas ante las ideas comercializadas de Apple que podrían ser descritas en 5 fases.

  1. Descartar: Justo después de un gran anuncio las compañías, especialmente la competencia inmediatamente descartan la importancia o relevancia del producto, dicen que no causará ningún impacto real y que será recordado como un fallo. «Dime la diferencia entre un teléfono grande y una tablet» dijo el otro día Erich Schmidt (CEO Google) cuando le preguntaro sobre el iPad.

  2. Negar: A medida que las ventas crecen y la influencia del producto se hace patente en la cultura, en los cambios de estrategia comercial de algunas compañías sus representantes negarán que esto sucede, negarán que Apple nuevamente ha obligado a la industria a responder ante las “extrañas altas ventas” del dispositivo/software/servicio. Steve Ballmer (CEO Microsoft) en 2007: «No hay forma que el iPhone consiga un porcentaje de mercado importante, simplemente no hay forma»

  3. Atacar: Cuando el nuevo éxito de Apple es una obviedad y a todo el mundo le queda claro que hicieron algo bueno, la competencia suele atacar las características y aquello-que-lo-hace-diferente. Cuando nadie presta atención a las quejas, entonces pasan a llaman la atención sobre limitaciones, fallos y problemas. Verizon/Motorola incluso hicieron un comercial para promocionar al Droid, atacando al iPhone.

  4. Aceptar: Después de descartar, negar y atacar al producto/servicio/software en cuestión llega la aceptación. Eso suele suceder año y medio más tarde, cuando resulta obvio que cualquier intento inicial por competir, sacar algo parecido o tener cifras de venta similares no tuvo el éxito deseado. Aparecen declaraciones de algunos representantes mostrando respeto por las labores de Apple y la forma en que “jugaron el juego.

  5. Copiar: Finalmente, cuando aquel producto, servicio o software hecho por Apple se convierte en una especie estándar porque la gente quiere usar sólo eso, las marcas pasan a copiar lo que sea que Apple hizo. Microsoft copia al Mac OS X, aparecen reproductores de MP3 similares al iPod (¿se han puesto a buscar fotos de los MP3 pre-iPod?), todas las marcas de telefonía móvil (y los operadores) quieren tener su propio App Store, RIM/BlackBerry saca un teléfono con pantalla táctil sin teclado físico, aparece Android, Windows Mobile 6.5 y un larguísimo etcétera.

Existen claras excepciones a esta regla, y claro, no todos reaccionan igual (el caso más claro sería la forma en que Bill Gates se expresó la primera vez que uso un iPod) pero creo que esta es la forma en que normalmente la industria reacciona. Con el iPad actualmente estamos en la fase 1, pero aproximándonos peligrosamente a la 2.

Cap comentari: